jueves, 10 de julio de 2014

¿Y si ''España'' fuera el nombre indígena de América, de una región de ella, o de toda ella hasta China? Capítulo 12: ¿Cómo es posible que lenguas alejadas entre sí, como el quechua, el latín y el vasco tengan un vocabulario mínimo común?

¿Y si ''España'' fuera el nombre indígena de América, de una región de ella, o de toda ella hasta China? Capítulo 12: ¿Cómo es posible que lenguas alejadas entre sí, como el quechua, el latín y el vasco tengan un vocabulario mínimo común?

¿Por qué en quechua y en latín, ''madre en sentido extenso'', se indica mediante una palabra que se pronuncia casi igual y tiene casi el mismo significado? Y no solo eso: ¿por qué tata en latín y tayta en quechua significan lo mismo?

Tenemos mamma en latín, que significa ''madre, mama, mamá, pecho, seno, teta, pezón'', de donde deriva mammiferus (mamífero), ''animal con mamas''. Luego tenemos mama, en quechua, ''madre, mamá, señora, matriz, nido, casa principal'', de donde deriva mamakuna, ''matrona, noble, virgen escogida''. Por otra parte, tenemos, en quechua, tayta, ''padre en sentido extenso'', es decir: ''padre, papá, amo, don, señor, anciano''. En latín tenemos tata, ''padre, papá''. Y en vasco, ama es madre, y aita, padre.

La primera posibilidad es pensar que el latín, en el Viejo Mundo, se habló en un área muy extensa, así que no nos deberíamos sorprender, si en vasco o en berebere, en árabe o en turco, y con más razón en las lenguas neolatinas, germánicas y eslavas; en griego; aparecen palabras en latín. Después, la difusión del latín en América, sobre todo a través de la religión católica, habría introducido palabras latinas, sobre todo en lugares como Perú.

Para despejar la incógnita, se le puede echar una mirada a otras lenguas indígenas además del quechua; y así tenemos que en otomí (México), ''madre'' es nänä, ''padre'' es dada. Nana y dada suenan parecido a mama y tata. Y además, nos encontramos con que ''padre'', en el sentido de ''sacerdote'', es majkä, palabra que suena como si perteneciera a una lengua de Europa Oriental. Por ejemplo, majka es ''madre'' en croata.

En zapoteco (México), ''madre'' es ama', y en navajo es amá. Por otra parte, en zapoteco ''madre'' también se dice xnha’; ''padre'', apa' o xa. En mixteco, también de México, ''madre'' es nana, y ''padre'', tata, como en latín. En náhuatl, ''madre'' es nantli, y ''padre'', tajtli. En maya, ''madre'' es na' y ''padre'' yuum, taat, o taatáaEn aymara, ''madre'' es tayka y ''padre'' también es tata, como en latín. En guaraní, ''padre'' es taita. Por último, en tagalo (Filipinas), ''madre'' es nanay, y ''padre'' es amá. En cebuano (Cebú, Filipinas), ''madre'' es inahan, y ''padre'', amahan. En vietnamita, ''madre'' es mẹ, y ''padre'', cha. De manera que sí parece que hay raíces comunes, maamá, nan, tat, tay, dacha, que no se podrían explicar solo como resultado de la difusión del latín.

Pero no en todas las lenguas de América y de Asia ''madre'' y ''padre'' se indican usando palabras que se pueden comparar con el quechua, el vasco y el latín. Por ejemplo, en mongol, ''madre'' se dice eej y ''padre'' aav; en japonés, ''madre'' es haha y ''padre'', chichi. Aunque incluso en estos casos parece haber una afinidad, es una conexión remota, si comparamos con los casos anteriores.

El filólogo alemán Franz Bopp (1791-1767), primero en postular la existencia de un grupo de familias de lenguas ''indoeuropeo'', trató de encontrar las raíces comunes del vasco por comparación con el húngaro, el finés, el lapón, y el georgiano, sin embargo, concluyó que había menos semejanzas entre estas lenguas y el vasco que entre el quechua y el vasco. ¿Por qué Bopp pensó que la lengua que más se aproxima al vasco es el quechua?

¿De dónde viene el quechua? Los especialistas nos dicen que el quechua no es una lengua, sino una familia de lenguas con un origen común, que puede remontarse al siglo V d.C., y situarse en el noroeste de Perú. Más atrás de esta fecha, tendríamos el protoquechua. Por otra parte, el quechua tiene afinidades con las lenguas amazónicas. Pero no podemos ir más allá. En todo caso, el quechua pertenecería al tronco común de las lenguas amerindias, formadas a partir de un hipotético protoamerindio. 


Lenguas quechuas.
http://www.proel.org/index.phppagina=mundo/amerindia/andinoec/quechua






Dentro del tronco amerindio, el quechua estaría emparentado con el aymara y otras lenguas aru, como el jaqaru, lo que permitiría agrupar a las lenguas andinas en un tronco lingüístico común, el quechuamara, derivado del protoquechuamara.


http://www.proel.org/index.php?pagina=mundo/amerindia/andinoec/quechuama

Es posible relacionar el protoamerindio con el esquimal o esquimo y las lenguas siberianas, y proponer, como se ha hecho, la existencia de un tronco lingüístico común de tipo dené-yenisei, que comprendería lenguas habladas en Rusia, Canadá, EEUU y México. Sin embargo, el dené-yenisei no incluye las lenguas que estamos considerando:


http://es.wikipedia.org/wiki/Lenguas_den%C3%A9-yeniseicas#mediaviewer/Archivo:Den%C3%A9-Yeniseian.svg

Por otra parte, un conjunto de lenguas de Europa y Asia pueden agruparse en el tronco indoeuropeo. Las más extendidas por Eurasia son, al Norte, las lenguas eslavas, y al Sur, las lenguas indoiranias; en el Norte de Europa, las lenguas germánicas, y en el Sur, las lenguas latinas. Sin embargo, el tronco indoeuropeo tampoco incluye las lenguas que estamos considerando, a excepción del latín:



En cuanto al vasco se lo considera una lengua aislada, aunque con un vocabulario común, -además del quechua- con las lenguas caucásicas, como el georgiano, el armenio y el bereber. Representaría el remanente de un tronco lingüístico europeo antiguo, no indoeuropeo. Como ejemplos, zara, en georgiano y en vasco significa ''cesto'', en turco quiere decir ''membrana''; en armenio, ''cesto'' se dice zambyugh. 

Sara, en quechua significa ''maíz'' (que podría ser el contenido de un cesto); ''cesto'' se dice tasa. Es interesante saber que taza, en español, deriva del persa tašt, que significa ''cuenco''. Y cuenco, en georgiano, se dice t’asi.

Las lenguas caucásicas no siempre tienen afinidad entre ellas. En realidad pertenecen a diferentes familias de lenguas: 
wikipedia.org/wiki/Lenguas_del_C%C3%A1ucaso#mediaviewer/Archivo:Caucasus-ethnic_es.svg




Se han encontrado semejanzas entre las lenguas caucásicas y las siguientes familias de lenguas: hatti (hablado en el 1800 a.C. en Anatolia y reemplazado después por el hitita), que presenta analogías con las lenguas circasianas del Noroeste del Cáucaso; lenguas hurrito-urartianas, de 5.000 años de antigüedad; el burushaski, que es una lengua preindoeuropea aislada hablada por los burušo del Norte de Paquistán, y el vascuence.

Se supone que la lengua hablada por los antiguos sumerios estaría emparentada con alguno de estos grupos, ya que se supone que los sumerios serían de origen caucásico. Y ahora vamos a observar una interesante coincidencia entre la lengua sumeria y el quechua, en lo que se refiere a las dimensiones míticas del Universo, es decir, Mundo, Infierno, Cielo. Y resulta que los nombres son los mismos: ''Cielo'' es en sumerio An, y en quechua Hanan; ''Tierra'' en sumerio es Ki, y en quechua, Kai; Inframundo en sumerio es Kur, y en quechua es Uku. Estamos comparando una cultura extinta, de 5.000 años de antigüedad, la sumeria, y una cultura americana viva, la quechua. Y por supuesto, en las dos regiones del mundo, se construyeron, hace 5.000 años, las típicas pirámides escalonadas que representan estos mismos niveles del Cosmos.

Cosmología sumeria
Cosmología quechua










Se ha propuesto la macrofamilia lingüística dené-caucásica, la que estaría formada por las lenguas que se hablan en la siguiente región del planeta:

http://es.wikipedia.org/wiki/Lenguas_den%C3%A9-cauc%C3%A1sicas#mediaviewer/Archivo:Den%C3%A9-Caucasian.JPG

Como se puede observar, incluiría al vascuence, algunas lenguas caucásicas, las lenguas dené-yenisei, las lenguas sinotibetanas y el burushaski. La teoría fue propuesta en 1980 por el académico ruso Sergéi Stárostin.

Un poco en la misma línea, y hacia la misma fecha (1975), Bongard-Levin y Grantovskij propusieron, basándose en argumentos antropológicos, como el estudio de la vida de los pueblos de la taigá; astronómicos y geográficos, que hace 5.000 años, un grupo preindoeuropeo se habría asentado durante un largo periodo en latitudes árticas, quizá debido a cambios climáticos. Esto significa que los antepasados de pueblos que hoy consideramos típicos del Sur podrían haber vivido cerca del Polo Norte. De ahí la importancia que en muchas culturas meridionales se le da a la estrella polar. Ahora, si uno mira el mundo desde el Ártico, puede apreciar qué próximos están entre sí los continentes y con qué facilidad las influencias culturales podrían haber circulado en todas direcciones:

http://www.girafamania.com.br/oceania/entrada.oceanica.htm

Una serie de tradiciones, entre las que se encuentra la Atlántida de Platón, hablan de una gran isla al Oeste de Europa. Si miramos el mundo desde una perspectiva ártica, esta isla podría ser Escandinavia (que hasta la Edad Media se pensaba que era una isla), Groenlandia, o cualquier otra isla importante del Ártico o de Norteamérica.

La teoría de Bongard-Levin y Grantovskij dice que este pueblo preindoeuropeo dio origen a los escitas, que, en efecto, se extendieron desde el Este de Europa hasta China y desde el Cáucaso hasta Siberia. Al mirar el mapa, se comprueba con qué facilidad podían transportar elementos culturales en todas direcciones:

http://es.wikipedia.org/wiki/Pueblos_escitas#mediaviewer/Archivo:Scythia-Parthia_100_BC.png

La tradición sobre una gran isla al Oeste de Europa, se puede encontrar, además de en Platón, en los escritores romanos Virgilio y Procopio, y en los geógrafos griegos, como Piteas de Massalia, que la llaman Thule. En estas tradiciones, Thule es, con toda probabilidad, Escandinavia. Pero es curioso que las propias tradiciones nórdicas llamen Atalantë a esta isla que un buen día desaparece, porque el nombre escandinavo Atalantë suena parecido al griego Atlantís, Atlántida. 

Pero para Platón, se trata de una isla tan grande que en verdad equivale a dos continentes, ''Libia (África) y Asia juntas'', lo cual nos recuerda a Suramérica y Norteamérica, incluso por el hecho de que una se localiza al Norte y otra al Sur. Sin negar que pueda referirse a Escandinavia, su relato sugiere que se sabía que había más tierras al Oeste. Tanto Séneca como Virgilio, anunciaron el descubrimiento de una ''próxima'' Thule, ''más allá de los indos y de los garamantes'', es decir más allá de Asia y África. La idea de que se trata de una isla, proviene del hecho de que los continentes son grandes masas de tierra rodeadas de mares y océanos. La historia de una gran catástrofe que la hundió, podría referirse en realidad a un gran trastorno climático y no geológico. 

Un dato que en principio desconcierta, pero que después puede ser una pista, proviene de su afirmación de que en la gran isla hay elefantes. La palabra elefante proviene del griego elĕphas, un mamífero con trompa que vive en latitudes cálidas. Pero en América tenemos el tapir, con las mismas características. Salvo por la ausencia de colmillos, -aunque tiene dientes de gran tamaño- se lo puede confundir con un elefante. Existen y han existido tapires más grandes y más pequeños.

http://www.northrup.org/photos/bairds-tapir/
Representaciones de tapires con aspecto de elefantes, incluso de gran tamaño, y con ornamentos que parecen colmillos, se pueden ver en antiguos monumentos indígenas americanos. Algunos arqueólogos interpretan que se trata del pico de una guacamaya, pero está claro que Chaac, dios de la lluvia, tenía cabeza de tapir:


Lo más interesante es que Tollan o Tula (que suena como Thule) quiere decir algo así como ''continente'' o ''mundo'' y también ''civilización ancestral'' (Tullán, Ziván o Tulapan) en Mesoamérica. Esto, sin descuidar que Atl en náhuatl significa ''agua'' y Tlan, ''tierra'', y de que Tlan y Tollan son palabras que se asemejan. En los Anales de los Cakchiqueles, pueblo del Oeste de Guatemala, que guardó por escrito las tradiciones sobre su antiguo origen en el siglo XVI, leemos el siguiente relato, donde se dice, por un lado, que sus antepasados se propusieron atravesar el Mar para llegar a un lugar llamado Tulán, es decir, América, ''el continente'', su destino:

''Llegamos entonces a las orillas del Mar. Todos los guerreros de la tribu se reunieron al borde del Mar. Entonces los corazones de muchos se consumieron de angustia. 'No se puede atravesar, no está dicho que se haya atravesado el Mar'. Dijeron los guerreros de las siete tribus, -¿Quién nos dirá como cruzar el Mar?''

Es importante esta idea de que no se trata de una travesía marítima común, sino de una empresa excepcional.

Foto: Digital.nuestrodiario.com
En segundo lugar, se dice que lo lograron:

''He aquí las historias de Gagavitz y Zactecauh; este es el principio de las historias que contaban Gagavitz y Zactecauh:

'De cuatro lugares llegaron las gentes a Tulán. En el Oriente hay una Tulán; otra en Xibalbay (el Inframundo); otra en el Poniente; -de allí llegamos nosotros, del Poniente-; y otra donde está Dios (probable hierofanía: la Tulán de Dios, como en la Biblia la Jerusalén celeste). Por consiguiente había cuatro Tulanes ¡oh hijos nuestros!'

''Así dijeron: 'Del Poniente llegamos a Tulán, desde el otro lado del Mar; y fue a Tulán adonde llegamos para ser engendrados y dados a luz por nuestros padres y nuestras madres'. Así contaban''.
........................................................................

''Se les dijo y mandó a nuestras madres: 'Id, hijos míos, hijas mías, estas serán vuestras obligaciones, los trabajos que os encomendamos'. Así les habló la Piedra de Obsidiana''.

Esta Piedra de Obsidiana es la divinidad. Sobre la divinidad de la piedra, común con griegos y romanos, y sobre las palabras que significan ''piedra'' y tienen analogía de pronunciación y significado en vasco y náhuatl, así como las probables migraciones prehistóricas que llevaron una serie de vocablos comunes (cognados) a través del Atlántico, remito al primer capítulo de esta serie:

http://indoiberia.blogspot.com/2014/02/y-si-espana-izpan-izbania-ispana-fuera.html

Ejemplo:

COMPARACIÓN DE TÉRMINOS PARA ''PIEDRA'', ''CUCHILLO'', Y ''DIOS CUCHILLO DE PIEDRA''.

VASCO O EUSKERA (NORTE DE ESPAÑA Y SUR DE FRANCIA)

Piedra (roca).......... HAITZ    Cuchillo... AIZTO

NÁHUATL (MÉXICO, AMÉRICA CENTRAL Y AMÉRICA DEL NORTE)

Piedra (obsidiana)... ITZTLI   Cuchillo... ITZUALISTLI

El nombre del dios mexicano IZTLI significa: ''el Cuchillo de obsidiana''


Raíz paleolítica vasco-americana para ''roca/obsidiana/cuchillo'': ITZ


''Así les habló la Piedra de Obsidiana: 'Id adonde veréis vuestras montañas y vuestros valles; allá, al otro lado del Mar están vuestras montañas y vuestros valles, ¡oh, hijos míos!. Allá se os alegrarán vuestros rostros. Estos son los regalos que os daré, vuestras riquezas y vuestro señorío'. Así les dijeron a las trece parcialidades de las siete tribus, a las trece divisiones de guerreros.
........................................................................

''Las siete tribus fueron las primeras que llegaron a Tulán, según decían. En pos de ellas llegamos nosotros, los guerreros, llevando nuestros tributos; todas las siete tribus y los guerreros entramos cuando se abrieron las puertas de Tulán''.

Fuente: Anales de los Cakchiqueles.

Digital.nuestrodiario.com

Esta emigración Oeste-Este descrita en los Anales, se podría relacionar con un movimiento de grupos de Norteamérica, desde el Noroeste hacia el Sureste, atravesando el Golfo de México hasta llegar a Guatemala:

Familia na-dene. Fuente: http://ehl.santafe.edu/maps13.htm
Mapa etnolingüístico de la gran familia dené-caucásica. Fuente: http://ehl.santafe.edu/maps5.htm
El kakchiquel es una lengua del grupo quicheano, que a su vez integra la familia de lenguas mayenses. Se supone que las lenguas mayenses podrían derivar de un protomaya que se habría hablado hace 5.000 años a juzgar por la gran diversificación interna del grupo. México y Guatemala reconocen oficialmente unas 30 lenguas mayenses. Sin embargo, no es posible ir más allá, debido a que las lenguas mayenses aparecen como una familia aislada, sin conexión con otras lenguas americanas. 

El lingüista Joseph Greenberg considera que con excepción del na-dene y el esquimo-aleutino, todas las demás lenguas americanas están emparentadas entre sí, formando una macrofamilia amerindia. Sin embargo, esta teoría es discutible. En todo caso, la deriva lingüística sería la siguiente, según Cavalli-Sforza: de un tronco lingüístico común asiático-americano derivarían, por un lado, el turco-siberiano, el chukchi y el esquimal; y por otro lado, el na-dene y las lenguas amerindias; con una fuerte diferenciación en na-dene del Norte (más cerca de las lenguas asiáticas) y na-dene del Sur (más cerca de las lenguas americanas). 

Según esto, las lenguas americanas tienen un parentesco remoto con el turco-siberiano o lenguas altaicas:


wikipedia.org/wiki/Lenguas_altaicas#mediaviewer/Archivo:Lenguas_altaicas.png

En segundo lugar con el chukchi o chukoto:


wikipedia.org/wiki/Lenguas_chucoto-camchatcas#mediaviewer/Archivo:Chukotko-Kamchatkan_map_XVII-XX.png

Y en tercer lugar con el esquimal:


wikipedia.org/wiki/Esquimal#mediaviewer/Archivo:Eskimoiden_asuinalueet.PNG

De manera que sí parece haber una filiación entre los pueblos del Ártico, por un lado, y pueblos hoy día ubicados mucho más al Sur: en Turquía, en el Cáucaso, en Irán, o en el Sur de los EEUU; o en Europa Occidental, como el vasco. 

Por razones geográficas, estas lenguas estarían en contacto con las del tronco escito-sármata, de filiación indoeuropea, -probablemente el tronco indoeuropeo original- habladas entre Europa Oriental y Mongolia, incluyendo el Norte de la India e Irán, pero hoy desaparecidas, siendo el osetio, un remanente. Se relaciona a estas lenguas con la cultura de los túmulos o kurganes.

http://oldcivilizations.wordpress.com/2011/10/29/los-enigmaticos-escitas-%C2%BFson-el-gog-y-magog-biblico/


Una lengua indoeuropea, el tocario, se habló en Irán, India, e incluso en China:




Escitas y tocarios habrían formado parte de una cultura común Wusun con un sustrato lingüístico indoeuropeo, o paleoeuropeo, y mucho léxico turco y finougrio o lenguas urálicas, habladas en Hungría, Rusia, y el Norte de Europa.





Se ha relacionado las lenguas urálicas, como el húngaro, con el esquimal de Groenlandia, y se ha propuesto una familia de lenguas uralo-siberianas, lo cual puede abonar la hipótesis de una ruta prehistórica atlántica. También se han encontrado más de 150 semejanzas léxicas y de morfemas gramaticales entre las lenguas urálicas y las lenguas dravídicas (no indoeuropeas) de la India. Además, se ha relacionado las lenguas urálicas con las indoeuropeas.


Familias de lenguas de la zona ártica (Clic en la imagen para ver los detalles). Fuente: http://ireneses.wordpress.com/2014/03/19/trade-lane-megacities-ruta-del-norte-siberia/

Al Sur de la región ártica, en Norteamérica, parece que se hablaban dos lenguas comunes (''francas''), el crow y el hidatsa. Se cree que ambos pueden ser agrupados en una familia macrosiouan:



http://www.proel.org/index.php?pagina=mundo/amerindia/siouan/crow

En conclusión, existen evidencias, de que hay muchas razones para encontrar palabras o incluso formas gramaticales comunes (cognados) entre familias de lenguas que consideramos independientes.

Más al Sur, y en también en América, se ha observado, que las diversas lenguas mesoamericanas, incluso formando familias diferentes, poseen una cierta unidad entre sí. Pero sobre este tema, volveré en el siguiente artículo.

Continuará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario